Review: Too Young Too Die!

Hola a todos, ¿qué tal os va? espero que bien. Bueno, hoy continuamos con las reseñas pero cambiamos de páis, ya que hoy os traigo la reseña de una película japonesa que salió el año pasado y que yo vi hace unos meses y tenía pendiente de subir…así que para no irme por las ramas…comenzamos:

TOO YOUNG TOO DIE!

Título: Too Young Too Die!

País: Japón

Año: 2016

Género: Comedia, Fantasia, Musical

Duración: 125minutos

Fecha de estreno: 06 de Febrero de 2016

Reparto:

Nagase Tomoya es Killer K
Kamiki Ryunosuke es Daisuke
Ono Machiko es Naomi
Morikawa Aoi es Hiromi Tezuka
Miyazawa Rie es Hiromi Tezuka (20 años despues)
Kiritani Kenta es Cozy
Seino Nana es Jako
Furutachi Kanji es Matsuura
Minagawa Sarutoki es Junko
Furuta Arata es Director Enma

SINOPSIS:

El estudiante de instituto, Daisuke está enamorado de su compañera Hiromi. En camino a un viaje escolar, el autobús en donde se encuentra Daisuke tiene un accidente. Cuando Daisuke se despierta, se encuentra en el Infierno. Se pregunta “¿Por qué sólo yo? Soy demasiado joven para morir y jamás he experimentado un beso”. Entonces, Killer K aparece en frente del confundido Daisuke. Killer K lídera la banda de rock Heruzu en el Hell Agricultural High School (escuela agrícola del infierno). Para volver a la vida y confesar sus sentimientos a Hiromi, Daisuke debe hacer rondas en el infierno que comienzan bajo entrenamiento especial de Killer K.

OPINIÓN PERSONAL:

Tenía dos razones principales para ver esta película y ambas razones tienen nombre y apellido: Nagase Tomoya y Kamiki Ryunosuke, es decir, los protagonistas de este film.

Too Young Too Die! es un claro ejemplo de producción japonesa  con una estética que para occidente podemos tildar de “cutre” o “casposa” pero que para el concepto y estilo de esta pelicula va que ni anillo al dedo. Es una película en que el carton piedra abunda por doquier, los escenarios son escasos ya que 1/20 parte de la película ocurre en el bus,4/20 ocurren en el panda estudio (o en lo que se tranforma después) o mundo humano, 14/20 en el infierno y 1/20 parte en el cielo…el maquillaje demonio/rock está en todas partes al igual que instrumentos y altavoces.

El punto fuerte de esta película es la comedia y como está llevada junto con el elemento rockero musical. Ver como es el infierno con todas sus etapas y como según tus actuación frente a un jurado demoníaco se decide tu siguiente reencarnación, como si de un concurso de la tele se tratase, no tiene precio. Y aunque a primera vista parece que estamos frente a una película tonta, la verdad es que esta llena de matices como la explicación del transcurso del tiempo en un reino o en otro, las relaciones de distintos personajes, las explicaciones de los distintos reinos o de como funciona el infierno, o la expliación de como alguien se convierte en demonio… todo está perfectamente hilado y esa riqueza tanto con elementos irónicos y críticos hacia las costumbres más ascentrales en el guión se agradece (no hay más que ver como es el cielo y el infierno…yo tengo muy claro que elegiría). Y los números músicales que pasan del metal extremo puro a su contrario, hacen que resalte más la historia ya que están perfectamente planteadas en la trama.

En cuanto a las interpretaciones todas han sido estupendas e hilarantes. Pero el peso más importante caía sobre los hombros de las dos causas principales que tenía yo para ver esta película.

Kamiki Ryunosuke ( actor que habéis podido ver en “Bloody Monday “, “Keizoku 2”, “Kazoku Game”, “Samurai Sensei” o en los live action de “Kenshin”) interpreta a Daisuke quien fallece en un accidente en un viaje escolar justo en el momento en que la chica que le gusta se declara….ya hay que tener mala suerte. Por lo que durante la película lo único que quiere es lograr volver al mundo humano para saber si la chica que le gusta sigue viva o si murió al igual que él pero ella pueda estar en el cielo. Pero a esto hay que sumar que él llegó al infierno, por unas razones estupidas si comparas con algunos que están allí, y con el que primero se encuentra es con el demonio Killer K (que coincide que se conocían del mundo humano…se ve que el infierno es como la vida misma, un pañuelo). Su personaje va evolucionando y comprendiendo cosas que antes daba por sentado y como mentalmente madura. Este personaje tiene momentos muy épicos y el pobre sufre como el que más. La interpretación de Kamiki es estupenda, yo creo que es uno de sus mejores trabajos y me encanta verle con personajes cómicos.

Nagase Tomoya (a quien conocereis por ser el cantante del grupo de jpop TOKIO o por series como “My Boss My Hero”, “Unubore Deka” o “Tiger & Dragon”) interpreta a Killer K, el demonio que recibe en el infierno a Daisuke y el cual estará bajo su tutela. Killer K está obsesionado con su banda de Metal, bueno con la música en general. En el transcurso de la película nos muestran el pasado de Killer K y como el “futuro” está estrechamente relacionado con Daisuke. Killer K es un gran personaje con el que me he reido hasta que me dolia la tripa pero también he caido rendida a su pasado (y sobre todo con la canción que compuso…quienes hayáis visto la película sabéis perfectamente a que momento me refiero). Habiendo demonios como él en el infierno yo me quedaría sin ninguna duda. En cuanto a la interpretación de Nagase, me ha gustado mucho, sobre todo el contrapunto entre como era él en el mundo humano a como es  él como demonio…como siendo un demonio tiene sus momento de dulzura en plan “niño pequeño” pero también momentos “cabroncete”… es un pesonaje al que se le coge mucho cariño y escuchar cantar a Nagase es siempre un placer.

Como podréis imaginar la banda sonora me ha encantado y está en mi lista de futuras compras, pero mientras os dejo con una de mi canciones favoritas que es la más tranquila de la película:


Too Young Too Die! es una película amena y divertira, crítica e ingeniosa que hará sacarte carcajadas  y que también te tocará el corazón. Por todo esto, mi puntuación para ella es de un 9,5/10.

A continuación os dejo con un trailer:

¿Ya habíais visto esta película?¿qué os ha parecido?