Review: Battleship Island

Hola a todos, ¿qué tal os ha ido esta semana? Espero que bien. Esta semana os traigo una reseña de las que tenía redactada justo en el momento en el que el blog quedó en hiatus el año pasado y que nunca llegó a ver la luz así que hoy la rescato.

Se trata de una película que tenía muchas ganas de ver desde que se anunció dicho proyecto pero que hasta que no la he encontré en calidad HD no quise verla (ya se que tratándose de mí es raro que pudiese con mi ansía fan) pero es que tratándose de la película que era y de ser el proyecto que traía a Song Joong Ki a la pantalla grande era necesario verlo en la mejor calidad posible y los mejores subtítulos… Así que para no perder más tiempo… Comenzamos:

BATTLESHIP ISLAND

Título: Battleship Island // Goonhamdo

País: Corea del Sur

Año: 2017

Género: Acción, Histórica

Duración: 132 minutos

Fecha de estreno: 26 de Julio de 2017

Reparto:

Hwang Jung Min como Lee Kang Ok
So Ji Sub como Choi Chil Sung
Song Joong Ki como Park Moo Young
Kim Soo Ahn como So Hee
Lee Jung Hyun como Mal Nyeon
Yoon Dae Yul como Chulo Japones
Kim Won Hae
Yoon Kyung Ho
Lee Kyung Young
Park Sung Il
Lee Jung Eun
Kim Ye Eun

SINOPSIS:

Durante la época colonial japonesa, alrededor de 400 personas de Corea, que se vieron obligadas a ir a la Isla Acorazado (“Isla Hashima”) a extraer carbón, intentan escapar.

Lee Kang Ok (Hwang Jung Min) es un director de banda en un Hostel en Kyungsung. Él decide ir a Japón para proteger a su hija, pero es arrastrado por la fuerza, junto con ella, a la Isla Acorazado, siendo engañado para poder ir a Japón. En la Isla Acorazado hace cualquier cosa para proteger a su hija.

Choi Chil Sung (So Ji Sub) es un gran luchador en Kyungsung (antiguo nombre de “Seúl”). Él provoca problemas en la Isla Acorazado, aunque tiene un corazón cálido.

Park Moo Young (Song Joong Ki) pertenece al grupo coreano que lucha por la Independencia. Se cuela en la Isla Acorazado para rescatar a un miembro del grupo independentista, que resultarà ser un traidor a la causa.

OPINIÓN PERSONAL

La razón principal y primordial por la que tenía tantísimas ganas de ver esta película era Song Joong Ki, simple y llanamente. Battleship Island era el proyecto que el actor escogió para volver a la pantalla grande, ya que su anterior película fue A Werewolf Boy en 2012 y ha llovido un poquito desde entonces y su popularidad ha aumentado exponencialmente gracias al kdrama Descendants of the Sun, los más asiduos al blog sabéis que Song Joong Ki es mi actor favorito desde Sungkyunkwan Scandal (y teniendo en cuenta que es de 2010 pues ya son muchos años) así que cualquier trabajo suyo es de obligado visionado.

¿Qué puedo decir de Battleship Island? Pues que tras verla es una película que me ha dejado con sentimientos encontrados. Pero es mejor ir paso a paso para poder explicarme.

Battleship Island nos muestra uno de los capítulos más oscuros y más desconocidos de la ocupación japonesa en Corea, la isla de Hashima donde alrededor de 400 prisioneros coreanos se vieron obligados a trabajar forzosamente en la mina de carbón allí situada mientras planeaban su huida, desde el punto de vista más patriótico y épico con el que mostrar el orgullo de ser coreano y a la vez realizar una denuncia social de las miserias que tuvieron que sufrir durante el periodo de tiempo del dominio nipón en Corea.

Ryoo Seung Wan  nos trae una megaproducción que ha logrado grandes números en la taquilla asiática y que ha recorrido el mundo en varios festivales (por ejemplo en España estuvo en el Festival de Sitges de 2017) pero que está más cerca de un éxito de taquilla al uso que una película de dicho director (recordaros que Ryoo Seung Wan es el director de películas como The Berlin File o Veteran) careciendo del dinamismo extremo que suele inundar sus trabajos, aunque es cierto que Battleship Island cuenta con grandes escenas de acción a lo largo del film, sobre todo un gran climax en los últimos 30 minutos de la recta final del film, no hay nada innovador o que haga que este film sea novedoso. También peca en demasía de  hacer de ella un objeto de reivindicación haciendo que algunas escenas pierdan gracia y al tener un posicionamiento tan claro, hace que se pierdan matices y reflexiones que podría hacerse el espectador mientras la ve.

Un punto a favor es el reparto del film, contando con un plantel que reúne lo mejor de lo mejor: Hwang Jung Min (a quien habéis podido ver en películas como Veteran, The Wailing o en Train To Busan), So Ji Sub (quien os sonará por series como Master´s Sun o en Oh My Venus), Song Joong Ki (de quien ya hemos hablado) y Kim Soo Ah (quien todos recordaremos por se la hija de Yoo Gong en Train To Busan)). Pero como punto negativo hay que comentar desarrollo desigual de personajes haciendo que varios de ellos queden demasiado planos para el juego que podían haber dado, aunque las interpretaciones sean estupendas hay varios personajes que para mi gusto han quedado a medio gas a causa de este punto. Si tuviese que recalcar alguna de las interpretaciones me quedaría con Hwang Jung Min y con Kim Soo Ahn que son sobre quienes cae casi todo el peso de esta película además de ser los personajes mejor construidos (seguro que muchos pensabais que iba a decir a Song Joong Ki, pero por mucho que me guste su actuación me esperaba un poco más de su personaje, también puede ser que yo tuviese muchas expectativas con su personaje).

En cuanto a la duración de la película, debo admitir que para mí esto no fue un problema. En mi caso la vi mientras iba en un trayecto en tren (Santander-Alicante) y durante las dos horas largas de película no quité en ningún momento los ojos de la pantalla, admito que es posible que el principio a algunos les cueste un poco ya que en algunos momentos se pierde el ritmo, aunque es algo típico que les pasa a otros films coreanos.

En cuanto a la OST solo puedo tener buenas palabras, porque estamos frente a uno claro ejemplo de película que sabe sacar gran partido de este recurso, ya sea la música, los silencios, su uso en los diálogos…hace que escenas simples ganen en números enteros y que las escenas de acción ganen aún más epicidad.

En resumen, Battleship Island es una película que nos muestra parte de lo que fue una realidad mezclándonos acción, trama política y épica bélica con ese sentimiento patriótico y con actores de renombre, contando con buenos efectos y una gran OST pero con un ritmo que se deshincha por momentos pero que con unos 30 minutos finales maravillosos.

¿La recomiendo? Pues sí, para que negar lo evidente pero os recomiendo que no vayáis con una expectativas muy altas y así podréis disfrutarla mucho más. Mi nota para Battleship Island es de un 7/10.

A continuación os dejo con el trailer:

Review: Kingdom (1ª Temporada)

Hola a todos, ¿qué tal os va el fin de semana? Hacía mucho que no escribía estas palabras por aquí y sinceramente lo echaba de menos.

Ya os di pistas en la entrada anterior del blog de lo que iba a tratar el post de hoy y ya con el título el misterio se ha resuelto. Hoy os traigo mi reseña de uno de los pocos kdramas que he visto en este periodo de inactividad del blog…así que para no alargar esta introducción en balde… Comenzamos:

KINGDOM (1ª temporada)

País: Corea del Sur

Año: 2018

Género: Thriller, Horror, Histórico, Fantasia

Episodios: 6

Cadena: Netflix

Periodo de Emisión: 25 de Enero de 2019

Reparto:

Joo Ji Hoon como Príncipe Heredero
Kim Tae Yool como Príncipe Heredero (joven)
Bae Doo Na como Seo Bi
Ryu Seung Ryong como Jo Hak Joo
Kim Sang Ho como Moo Young
Heo Jun Ho
Jun Suk Ho
Kim Sung Gyu como Young Sin
Kim Hye Joon
Jung Suk Won
Jin Sun Kyu
Joo Kwang Hyun
Kim Sung Hoon
Chu Hun Yub
Kim Ye Eun
Ahn Eun Jin
Yang Ji Soo
Bae Je Ki
Yoo Seung Mok

SINOPSIS:

Kingdom está ambientada en la época de la Dinastía Joseon (1392-1897). El príncipe heredero (Joo Ji Hoon) sospecha que algo extraño está ocurriendo con el Rey tras ser negado su acceso a los aposentos de su padre y escuchar los rumores que circulan de que el monarca está muerto, rumores que la reina consorte y los miembros de su clan niegan alegando únicamente que el rey solo está enfermo.

Una noche el príncipe heredero ordena a su sirviente que robe los registros médicos de su majestad mientras que él intentará colarse en los aposentos de su padre para averiguar realmente si los rumores son ciertos o no, pero esto solo lleva a que el príncipe crea haber visto un monstruo y que los informes médicos están incompletos y no tengan ningún sentido.

Sabiendo que será acusado de traición, el príncipe y su sirviente comienzan un viaje para intentar dar con la solución a lo que realmente está pasando y poder reclamar el trono. Pronto se darán cuenta que la realidad es más terrorífica de lo que se podían llegar a imaginar  cuando se topan con una epidemia que se está comenzando a propagar por la nación, en la que los infectados fallecen pero regresan a la vida con ansias de carne humana.

Pero ¿quién ha provocado esta epidemia? ¿cómo está esto relacionado con lo que ocurre dentro de las paredes del palacio? ¿podrá el príncipe heredero sobreponerse a esta situación?

OPINIÓN PERSONAL:

Este kdrama saltó en mi radar cuando en 2017 se dió a conocer que le habían ofrecido el papel del príncipe heredero a Song Joong Ki, papel que SJK rechazó (cosa que nos dolió a sus fans porque significaba esperar más para volver a verle en la pantalla pequeña) aunque cuando confirmaron que Joo Ji Hoon se quedaba con el rol volví a marcar esta serie en mi cuaderno como “preferente de ver”. Antes de que me saltéis al cuello, ya lo se…no soy objetiva con Joo Ji Hoon, pero si sois asidu@s a mi blog es algo que no debería ya sorprenderos.

El otro factor que me hizo dar una oportunidad a este kdrama fue precisamente el mezclar Zombies con la era Joseon, y es que después del bombardeo con películas y series sobre zombies de los últimos años (siendo el éxito más conocido el de “Train To Busan“) uno podría pensar que este genero ya está para el arrastre o que ya no puede sorprendrer…aunque el mérito de Zombies y Joseon no es para Netflix si no para el manhwa en el que se basa “Country of God (신의 나라) “.

Kingdom no la podríamos clasificar como una serie de terror al uso, sino como una serie en la que palparas la tensión de la supervivencia sin medias cintas, no hay escenas de sustos extremos pero si escenas de la cruda realidad de ese mundo apocalíptico y devastador, por poner un ejemplo: el momento en que una madre acaba de ser infectada (como la mayor parte del pueblo) y decide esconder a una de sus hijas dentro de un baúl (para evitar que nadie la atrape) y salir en busca de su otra hija, con la mala suerte que en ese momento termina de convertirse en zombie y al encontrar a su otra hija en el linde de la puerta la devora, siendo la otra hija espectadora de esa cruda situación. La serie no duda en mostrar sin tapujos que en estos momentos solo los que trabajen unidos sobreviven un día más, y es un mensaje que no cansarán de mostrarnos capítulo a capítulo.

Es interesante ver como Kingdom nos plantea a sus zombies ya que están activos durante la noche pero prácticamente se esconden y permanecen inactivos durante el día. Permitiendo a los supervivientes algún tiempo para reagruparse y advertir a otras ciudades de lo que está sucediendo y decidir cual será el siguiente paso a tomar. Y es que no son criaturas invencibles, para matar a los zombies hay que tirar por el mecanismo básico de cortar la cabeza y quemarles, dinámicas que usaran nuestros protagonistas para salvar a todos los no infectados posibles.

Pero no solo hay tensión fuera del Palacio y es que Kingdom a parte de esa “pesadilla de zombies” también nos muestra la típica pelea por el poder palaciega tipica de cualquier kdrama de época. Lo que ocurre es que al ser solo 6 episodios (1ª temporada) lo que nos hacen es mostrarnos las cartas de muchos de esos jugadores que están apostando por el poder sin recibir aun casi respuestas a ninguna de esa jugadas.

Y puede que muchos consideren un punto negativo que solo haya 6 episodios, bueno, Netflix ya ha confirmado que habrá dos temporadas más por lo que al final Kingdom tendrá la extensión de un kdrama regular…yo no considero mal esta división de episodios, me refiero a que si hubiesen sacado los 15-18 episodios (que posiblemente constará esta serie) de una sola tacada como con cualquier otra serie de Netflix, posiblemente la calidad de la serie se hubiese resentido ya que hay que admitir que para ser un kdrama, la calidad es como si fuese una película, no hay más que ver el diseño de los zombies o varias de las escenas de “lucha”. Es verdad que vivimos en una era en la que queremos todo ya y el ansia nos puede, pero pensar en Kingdom como si fuese un menú de un restaurante de lujo, acabamos de probar los entremeses  que nos han dejado en el momento álgido para que se nos haga la boca agua cuando recibamos el plato principal “2ª temporada”, por lo que aprovechemos este tiempo para ir montándonos nuestras teorías de lo que nos espera por ver y quien traicionará a quien.

En cuanto al reparto, Kingdom consta de un casting lleno de caras conocidas para cualquiera habituado a los kdramas  y series de época, con grandes interpretaciones pero cabe resaltar a: Joo Ji Hoon (a quién habéis podido ver en kdramas como Goong, The Devil, Five Fingers o actualmente en el kdrama Item) como el Príncipe Heredero, Bae Do Na como la enfermera Seo Bi (quien os sonará de series como Sense8, Gloria o Secret Forest), Kim Sang Ho como el sirviente del Príncipe Heredero (quien os sonará de kdramas como Prosecutor Princess, City Hunter o Doctor Stranger) y el gran Ryu Seung Ryong como el consejero Jo Hak Joo y padre de la Reina (os sonará de películas como Masquerade, Miracle in Cell Nº7, Everything About my Wife y The Target).

¿Recomiendo ver Kingdom? Si os gustan las series de época, las luchas de poder, las traiciones, ver el lado más cruel del ser humano pero también en lado “bondadoso” y el misterio que rodea a la epidemia Zombie, os la recomiendo y siendo solo 6 episodios es perfecta para ver esta primera temporada del tirón en alguna tarde libre que tengáis. Mi puntuación por ahora (hasta que se emitan el resto de temporadas) es de un 8’5/10.

A continuación os dejo el trailer:

¿Ya habéis visto Kingdom? ¿Cuál es vuestra opinión?